Escucha esta nota aquí

Ayer por la mañana fue dada de alta la última alumna de los más de 500 que sufrieron la intoxicación por alimentos del desayuno escolar ingeridos por estudiantes de Cobija.

En once establecimientos que recibieron a los alumnos y docentes, hasta el viernes 69 personas seguían internadas.
“Este sábado por la mañana comprobamos que solo quedaba una adolescente de 14 años en el Hospital Roberto Galindo que estaba internada en el área de medicina interna. Constatamos que fue la última y que gracias a Dios este episodio traumático e histórico, porque nunca antes se presentó, fue superado, declaró Johnny Choque.

Por su parte, Alberto Sequeiros reveló que los pacientes fueron tratados con antibióticos (ciprofloxacina endovenosa), antipiréticos, y analgésicos para los dolores abdominales.

El caso sirvió para desnudar la vulnerabilidad del sistema de salud de Cobija. Todos los centros de asistencia médica de esa capital colapsaron ante la emergencia sucitada la mañana del jueves, algo que deben resolver las autoridades de Salud del país.