Escucha esta nota aquí

Muchas veces atrás de una simple carcasa de un auto abandonado se esconde otro vehículo. Pero no por arte de magia sino por el intenso trabajo de profesionales que saben cómo restaurar sus diferentes partes: motor, mecánica, sistema eléctrico y chapa y pintura. Este es exactamente el oficio que desde varios años está llevando adelante con gran éxito la empresa Atomic, ubicada en el 7.º anillo de la Doble Via La Guardia. El auto que queremos presentar esta semana es un Subaru Brat del 1980, donde muy elocuentemente en la foto se puede observar que el piso de cabina, carrocería, capó, puertas, estaban completamente oxidados. Los principales trabajos que se hicieron fueron los siguientes: cambio de chalona con la de un Subaru Impreza WRX Turbo, reemplazo de todo el piso interior de cabina. Se reconstruyó el capó y las planchas de las puertas en las partes que eran podridas. Se soldó el cajón de motor colocando planchas nuevas realizando también adaptaciones en los faroles y mascara, luces de stop y compuerta de carrocería. Se pintó el chasis, piso interior de cabina, interior de carrocería e interior de motor con pintura anticorrosiva o antioxidante gracias a un horno italiano que seca la pintura en 40 minutos. En cuanto al motor, las modificaciones fueron la instalación de un motor 2200 turbo intercooler caja mecánica 5ta y sistema de tracción 4x4 con coronas bloqueadas y suspensión de competición Bilstein. Atomic Service (Mas informaciones llamen  al (73120009)