Escucha esta nota aquí

En las últimas encuestas realizadas en Grecia sobre el referéndum del próximo domingo, el "sí" supera levemente al "no" apoyado por el gobierno. La consulta ha sido convocada para que los griegos decidan si aceptan o no la propuesta de acuerdo presentada por los acreedores de la deuda a través de la Unión Europea.

Según una encuesta realizada por el Instituto Alco entre el 30 de junio y el 1 de julio - es decir después de la instauración en Grecia del control de capitales que incluye limitaciones para retirar efectivo -, un 44,8 de los griegos votaría "sí" y un 43,4% optaría por el "no". 

Sin embargo, el sondeo tiene un margen de error de más o menos 3,1 puntos, por lo que los resultados son inciertos al tener en cuenta que, según la encuesta, la diferencia es de apenas 1.4%.

El primer ministro Alexis Tsipras llamó a los griegos a ignorar "los chantajes" y votar en el referendo del domingo por el "no". "El "no" a un acuerdo no viable no es sinónimo de ruptura con Europa", dijo el primer ministro en un discurso televisado.

Por otro lado, numerosos líderes de la Unión Europea consideran que un "no" abriría las puertas a una salida de Grecia del grupo de 19 países de la Eurozona.

Por la tarde, los partidarios del "sí" y del "no" celebrarán sendas manifestaciones rivales en el centro de Atenas, tras las que ya efectuaron durante la semana.

La crisis económica de Grecia

El pasado martes, Grecia entró en default con el FMI al no poder hacer frente a un vencimiento de unos 1.500 millones de euros (1.700 millones de dólares) con esta institución. El mismo día expiró el plan europeo de asistencia financiera al país, ya que a falta de acuerdo, sus socios decidieron no prolongarlo.