Escucha esta nota aquí

La comisión de fiscales encargada de las investigaciones del caso de corrupción en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) analiza indagar al director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, coronel Juan Carlos Ramos, por haber presuntamente usado el vehículo secuestrado de una de las implicadas, Selva Camacho.

El fiscal Roger Velásquez informó que, al utilizar un motorizado en calidad de secuestro, la o las personas estarían cometiendo irregularidades, por lo tanto, en el marco de este caso, el uniformado debería dar explicaciones.

"Vamos analizar la figura, sin embargo este hecho acarrearía una disposición arbitraria de un bien que ha sido dispuesto en su secuestro, va ser objeto también de análisis y de ponderación por parte de la comisión, vamos a tomar las medidas necesarias a propósito del tema", manifestó Velásquez.

El fiscal sostuvo que no sólo el director de la FELCC cruceña debe dar un informe sobre este hecho, sino también otro uniformado de la institución del orden quien era el depositario y debía cuidar sin permitir el uso del vehículo.  "Se nombra un depositario puesta está completamente prohibido que una persona disponga de forma arbitraria de esta movilidad, (el depositario) es una persona, es un policía que se encuentra en la ciudad de Santa Cruz", dijo.

El motorizado marca Toyota modelo 2014, pertenece a la exjefa de la Unidad de Comunicación de YPFB, Selva Camacho, quien se encuentra recluida por estar implicada en hechos de corrupción en la estatal petrolera.

Gracias a unas imágenes televisivas, los abogados de Camacho se percataron que el director de la FELCC estaba utilizando el vehículo en un trabajo en la zona de San José para investigar la muerte de una persona.