Escucha esta nota aquí

El editor jefe de Charlie Hebdo, Gerard Biard, defendió las polémicas caricaturas del profeta Mahoma publicadas por el semanario satírico francés sosteniendo que ayudan a defender la libertad de religión.

“Cada vez que dibujamos una caricatura de Mahoma, cada vez que dibujamos caricaturas de profetas, cada vez que dibujamos una caricatura de Dios, defendemos la libertad de religión”, dijo Biard a la NBC.

Esas declaraciones coinciden con el estallido de violentas protestas en varios países musulmanes tras la última publicación del semanario, cuya redacción en París fue víctima de un atentado la semana pasada, donde murieron 17 personas.

En Níger, al menos 10 personas perdieron la vida y decenas resultaron heridas durante este fin de semana luego de bruscas manifestaciones que derivaron en ataques, saqueos, quemas y vandalismo contra iglesias, bares, hoteles y comercios de personas no musulmanas.

Respondiendo al papa
Sobre el mensaje del papa Francisco, que condenó a los que matan en nombre de Dios y afirmó que había límites a la libertad de expresión y que no se puede insultar o burlarse de las religiones, Biard dijo: “Creemos que la religión no tiene lugar en el discurso político.
Defendemos la libertad de conciencia. No matamos a nadie. Hay que dejar de confundir a los asesinos y a las víctimas”.

El primer ministro británico, David Cameron, también respondió al pontífice diciendo: “En una sociedad libre existe el derecho a causar ofensa a la religión de alguien”.

Europa sigue en alerta. Continúa la búsqueda del supuesto líder yihadista en Bélgica. En Francia y Alemania la Policía intenta bloquear las protestas antiislamistas. Ayer fue enterrado en secreto Cherif Kouachi, el segundo yihadista que atacó la revista.