Escucha esta nota aquí

Un policía estadounidense fue absuelto de haber matado a un hombre desarmado en Arizona (suroeste) que, según un vídeo difundido el viernes, le imploraba de rodillas que no disparara. El policía Philip Brailsford, que en enero de 2016 mató a Daniel Shaver en un hotel en Mesa, suburbio de Phoenix, fue absuelto por un jurado popular, informó el diario USA Today.

Imágenes difundidas después del veredicto muestran a Daniel Shaver, un hombre de 26 años casado, de rodillas implorando a los policías que no disparasen. "Por favor no disparen, por favor no disparen", dice el hombre según las imágenes del video.

Shaver, que estaba ebrio, hace luego un gesto hacia atrás, quizás para subirse el pantalón, ante lo cual el policía Brailsford le dispara cinco balas con un fusil de asalto. Contrariamente a numerosos casos de violencia policial en Estados Unidos, en los cuales policías blancos mataron a ciudadanos negros, en este caso ambos eran blancos.

La policía había acudido al hotel tras recibir varias llamadas advirtiendo que en la ventana de una de las habitaciones del hotel se veía a un hombre armado. Shaver no estaba armado cuando fue abatido, pero la policía halló en su habitación de hotel una carabina de aire comprimido que utilizaba en su trabajo.

La policía local defendió a Brailsford, aduciendo que había actuado siguiendo el reglamento.

El abogado de Laney Sweet, viuda de la víctima, dijo por su parte que la muerte de Shaver había sido una "ejecución", indicaron los medios de prensa locales.

La absolución del policía se produjo el mismo día de la condena a 20 años de cárcel de un expolicía blanco, Michael Slager, por haber matado en 2015 a un negro desarmado, Walter Scott, que intentaba huir corriendo tras una infracción de tránsito.

Esa muerte había conmocionado a la opinión pública en Estados Unidos y desencadenado una ola de manifestaciones, en algunos casos muy violentas, en todo el país.