Escucha esta nota aquí

El gigante estadounidense del software, Microsoft, relegará a un segundo término la histórica marca Internet Explorer para potenciar su nuevo navegador en el sistema operativo Windows 10, según publicó este martes el portal tecnológico The Verge.

El sustituto de Internet Explorer será un nuevo navegador de internet en el que la compañía, con sede en Redmond (Washington), todavía está trabajando y que llevará por nombre provisional Project Spartan.

"Estamos buscando una nueva marca o nombre para nuestro navegador
en Windows 10", indicó el jefe de marketing de Microsoft, Chris
Capossela, en el encuentro para empresas que la compañía realiza
esta semana en Atlanta (Georgia).

El nuevo navegador será el que aparecerá en Windows 10 por
defecto, aunque Internet Explorer no desaparecerá del todo y todavía
se mantendrá en algunas versiones
para garantizar compatibilidades
con productos anteriores.

Los problemas del Explorer

Microsoft lleva años lidiando con los problemas de imagen de
Internet Explorer
, un buscador percibido por muchos usuarios como problemático y anticuado frente a la irrupción y consolidación de alternativas como Firefox, el Chrome de Google o el Safari de Apple, que poco a poco le han ido quitando cuotas de mercado, especialmente en los teléfonos inteligentes.

Según datos de la web especializada W3Counter, en febrero de 2008
Internet Explorer era el navegador usado por un 63 % de los
internautas a nivel mundial, mientras que siete años después, en
febrero de 2015, apenas un 17 % de quienes se conectaron a internet lo hicieron con Explorer.

El pasado mes de diciembre, el jefe de Internet Explorer y quien
había estado al frente del navegador de Microsoft durante 10 años,
Dean Hachamovitch, abandonó la compañía.