Escucha esta nota aquí

Alrededor de las 14:00 de ayer misteriosamente comenzaron a caer de los árboles las palomas que viven en la plaza 24 de Septiembre, enfrente de la catedral, provocando alarma entre los visitantes, que atribuyeron como causa las altas temperaturas reinantes, de 35º C a esa hora y con una sensación térmica de 40º C.

Según contaron los transeúntes, en menos de una hora medio millar de palomas agonizaban en el piso, la gente no sabía qué otra cosa hacer para salvarlas aparte de echarles un poco de agua. 

El fotógrafo Wilfredo Góngora, que se gana la vida en la plaza principal, ve como posible causante a un hombre vestido de negro que vació un líquido en una vasija de plástico con agua donde las aves se rehidratan. “De inmediato todas las palomas que bebieron comenzaron a desplomarse y a ‘boquear’; hay que investigar a ese hombre, que se fue sin que nadie lo ataje”, refirió.

Explicaciones

La secretaria municipal de Medioambiente, Michele Lawrence, indicó que se tomaron muestras para ver si se trató de una intoxicación por ingerir alimentos y agua contaminada, o si fue debido al intenso calor.

“Esperemos que los laboratorios, uno de ellos el Lidivet, determinen mediante prueba de sangre si hubo envenenamiento, y en la clínica del zoológico están observando las aves que parecían moribundas para saber si se debió al calor”, dijo Lawrence.

El secretario de Comunicación de la Alcaldía, Jorge Landívar, explicó que para precautelar la salud de la ciudadanía, de inmediato se ordenó lavar el piso y desinfectar la plaza. “Que no lo tomen a mal, pero por sanidad se hizo la limpieza”, acotó.

Deshidratación
Ante la posibilidad de una deshidratación por el intenso calor, Carolina Ardaya, del laboratorio de patología de la Asociación de Avicultores, dijo que las palomas son más resistentes a las altas temperaturas que los pollos y hasta ahora no se ha dado una mortandad de estos últimos.

Por parte, el director del zoológico, Marcelo Ruiz, reveló que las palomas pelean el alimento en la isla de los monos, donde no se dio ningún deceso.

Tags