Escucha esta nota aquí

Parte de la oposición y del sector estudiantil venezolano se manifestó ayer para pedir, los primeros, la "intervención" del papa Francisco y los segundos la "dimisión" del director de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), todos motivados por la muerte el martes de un joven de 14 años durante unas protestas en Táchira.

La Fiscalía informó que Javier Mora, de 23 años, oficial de este cuerpo ya fue imputado por el Ministerio Público (MP) por "homicidio intencional calificado" por la muerte el martes de Kluivert Roa por un tiro en la cabeza disparado, según este organismo, con una escopeta de perdigones de plástico durante una manifestación en San Cristóbal.

Esta muerte llevó a que la opositora María Corina Machado encabece una concentración de cerca de decenas de simpatizantes en la sede de la Nunciatura Apostólica en Caracas donde entregó una carta dirigida al papa Francisco.

Pide al líder de la Iglesia católica su "protección" e "intervención" a "favor de la vida de los hijos de las madres venezolanas" que, según el escrito, "están siendo asesinados en Venezuela". El papa Francisco tiene previsto arribar en julio a Bolivia, Paraguay y Ecuador en las primeras semanas de marzo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su preocupación por nuevos informes sobre actos de violencia surgidos en Venezuela