Escucha esta nota aquí

El salario que percibe Evo Morales es el más bajo en comparación con los sueldos de los mandatarios de América Latina. El presidente gana 19.800 bolivianos, (2.844 dólares), en contraparte a los 20.409 dólares que gana Enrique Peña Nieto, presidente de México.

Al jefe de Estado mexicano le sigue -en orden descendente, de mayor a menor salario- la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, con 15.042 dólares.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, gana mensualmente 11.764 dólares, un poco más que sus colegas de Argentina, Cristina Fernández, y de Colombia, Juan Manuel Santos, cuyos sueldos se ubican en los 10.000 dólares, de acuerdo con el diario El Economista.

En un peldaño más abajo se ubican los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, con una remuneración de 7.000 dólares, Nicolás Maduro, de Venezuela, gana 6.188 dólares y Ollanta Humala, presidente de Perú, goza de un salario de 5.500 dólares.

El último lugar de los gobiernos que menos pagan a sus gobernantes es para Bolivia, en donde su presidente, Evo Morales, que pese a que se ha incrementado el salario en mayo de 2014, continúa siendo el mandatario que menos gana en la región.

De acuerdo con el Decreto Supremo 1.989, aprobado el 1 de mayo de 2014, Evo Morales debería percibir un sueldo de 21.600 bolivianos al mes; sin embargo, el mandatario renunció a este incremento y decidió que su salario se incremente de 18.000 a 19.800 bolivianos.