La protesta de los privados de libertad es por la falta de documentación, según se conoció por imágenes difundidas por ellos mismos. La manifestación se da a 13 días de la llegada del papa Francisco, que tiene previsto visitar ese penal.

La directora departamental del Servicio General de Identificación Personal (Segip), Roxana Ibarnegaray, en contacto con la Red Uno, sostuvo que diez equipos de la institución estatal que representa se encuentra trabajando en Palmasola en la entrega de cédulas nuevas, de reposiciones y de renovaciones.

Dijo que en dos semanas ya se han expedido 1.500 documentos de identidad. En ese sentido, el amotinamiento en el interior del penal es en contra del Servicio de Registro Civil (Sereci), responsable de la entrega de certificados de nacimiento a los reclusos, documento indispensable para la obtención de cédulas.

El papa Francisco, que estará en Bolivia del 8 al 10 julio, tiene previsto ingresar a Palmasola. Los reos le entregarán una carta, esperan que sea el portavoz de sus necesidades ante el Gobierno boliviano.