Escucha esta nota aquí

Johanna Milagros Schock Núñez se define como una joven visionaria y amante de su familia, que al hablar deja ver que es una adolescente con principios y muy madura para su edad.

Sus padres son los periodistas Mery Núñez y Robert Schock, de quienes heredó la pasión por la lectura. Se confiesa una amante de la literatura latinoamericana y afirma que un buen libro nunca falta sobre su velador. Gabriel García Márquez es su autor predilecto. “Lo admiro mucho porque nunca renunció a sus principios y por la magia que le puso a cada una de sus obras, la que más me llegó fue El amor en los tiempos del cólera, por la forma en que narró la realidad que le tocó vivir”, expresa la joven.

En sus tiempos libres también disfruta de pintar, tocar el violín y salir con sus amistades, aunque prefiere la tranquilidad de su hogar para compartir con los suyos.

Pese a provenir de una familia de comunicadores y de su gusto por las letras, Johanna piensa estudiar Ingeniería Industrial, pues dice que no está de acuerdo con las políticas que rigen sobre esta área en nuestro país.

“El periodismo es una labor hermosa, pero también ingrata. La política no va de la mano con la libertad de expresión, lo que resta seguridad a los periodistas a la hora de informar la realidad de los hechos. Prefiero aportar a la sociedad desde otro ámbito”, complementa la muchacha, que el mes pasado cumplió sus 15 primaveras.

Johanna es la menor de dos hermanos, Nata - lia, que tiene 31 años, y Andy, de 22. Piensa que la diferencia de edades no les impide tener una buena relación; por el contrario, saca ventaja de esto. “Ellos son como mis segundos padres, aprendo con sus virtudes y sus errores”, puntualiza.

Aplicada Johanna, que estudia el tercero de secundaria, habla inglés y español, y quiere aprender el alemán