Escucha esta nota aquí

Este domingo se realiza en Grecia un referéndum para decidir el camino que debe tomar su Gobierno con respecto a la deuda que tiene el país hace ya varios años y que ha desatado la peor crisis económica de su historia. Para entender mejor qué es exactamente lo que está sucediendo en el país heleno debemos saber estas 7 cosas.

1.- La deuda
?
Grecia gastó más dinero del que producía, para ello se endeudó a niveles que después no pudo asumir. Uno de los mejores ejemplos de este caso tiene que ver con los juegos olímpicos Atenas 2014, para los que el país gastó 11.000 millones de euros sin los resultados esperados, no se recuperó la inversión pero quedó la deuda. El gasto en las olimpiadas es solo un ejemplo del desbarajuste económico que fue provocado por los gobernantes griegos durante décadas. El endeudamiento llegó a los 320.000 millones de euros, una cifra en la práctica imposible de pagar.

2.- Los acreedores
Grecia se prestó dinero de varias potencias europeas y organismos multilaterales. Alemania es su principal acreedor, con una deuda de 68.200 millones de euros, le siguen Francia con 43.800 millones de euros, Italia con 38.400 millones, España con 25.000 millones, el Fondo Monetario Internacional con 21.400 millones y el Banco Central de Europa con 18.100 millones, entre los más importantes.

3.- El rescate
Los acreedores exigieron que Grecia asumiera sus compromisos. Cómo no tenía dinero para pagar tuvo que recurrir a nuevos créditos, pero nadie quería otorgárselos, para ello la Unión Europea (UE) aprobó un plan de ayuda financiera que fue mejor conocido como "rescate", esto sucedió en mayo de 2010. El rescate no era gratuito, para que Grecia acceda a esta ayuda debía aceptar las condiciones que le imponía la UE. La primera ayuda financiera que recibió el país heleno fue de 110.000 millones de euros, pero no fue suficiente, pronto se debían prestar otros 240.000 millones de euros.

4.- Austeridad y recortes
Para que Grecia acceda al rescate la Unión Europea, y sobre todo su principal acreedor, Alemania, le exigieron que imponga una serie de medidas económicas que en el papel significarían que el estado no malgaste el dinero y encause su economía. 

Se pidieron recortes al gasto público, lo que se tradujo en despidos, se reformó el sistema de pensiones y se impusieron nuevas condiciones laborales, rebaja de salarios y disminución de beneficios.  Sin embargo la situación no mejoró

5.- El remedio, peor que la enfermedad
La mayoría de los analistas coinciden en que las medidas contra la crisis al final no resultaron y terminaron impactando negativamente a la población griega, que asumió directamente el impacto de los recortes.

Se estima que la economía griega se redujo en un 25% desde que comenzó el rescate, lo que cuestiona si efectivamente se trata de tal. La tasa de desempleo alcanza más del 26%, la más alta de Europa, y 6 de cada diez jóvenes no tienen trabajo.

La medidas en contra de la seguridad social también han calado hondo, el 45% de los jubilados son pobres y cobra menos de 700 dólares al mes.

En Grecia hay 597.000 niños viviendo por debajo del umbral de la pobreza, esto significa que 4 de cada 10 griegos infantes están en esta condición.

6.- La llegada de Tsipras
Durante los cinco años que duró el rescate los gobiernos griegos aceptaron las condiciones impuestas por los acreedores. La delicada situación social generó el descontento con estas autoridades y provocó un giro en la política. En enero de este año ganó el partido Syriza, vinculado a los movimientos de los indignados y llevó al poder a Alexis Tsipras.

Tsipras llegó con el discurso anti-austeridad y el compromiso de mejorar la economía griega sin depender de las órdenes de los acreedores, para ello debía negociar con ellos.

Para que Grecia acceda a un nuevo paquete de ayuda financiera, los acreedores imponen nuevas condiciones que son rechazadas por el gobierno izquierdista, que al final dejó al pueblo la decisión final.

7. Lo que se votará el domingo

Esta es la pregunta, redactada en lenguaje técnico, que debe ser respondida por los griegos: "¿Debe ser aceptado el acuerdo propuesto, que fue presentado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25.06.2015 y consiste de dos partes, las que constituyen su propuesta unificada?" 

Las opciones a votar son "Nai" (sí las acepto), u "Oxi" (no las acepto)

La propuesta a la que se refiere la pregunta tiene que ver con el aumento del IVA, nuevo ajustes presupuestarios y acciones más efectivas para combatir la evasión fiscal y más recortes.

Más allá de los tecnicismos, para el gobierno de Siriza, el referéndum decidirá si los griegos quieren seguir soportando las duras medidas de austeridad y recortes, mientras que para la Unión Europea la consulta tiene que ver más con la decisión de los griegos sobre si quieren continuar o no en la zona común.