Escucha esta nota aquí

A lo largo de los años, la Academia ha demostrado tener cierta fascinación por las historias reales llevadas a la gran pantalla, por lo que no es sorpresa que entre las postulantes a mejor película se ubiquen producciones de la talla de Selma, El francotirador, El código enigma y La teoría del todo. Como estas ‘joyitas’ de la cinematografía están en la cartelera, te invitamos a repasarlas.

SELMA
El drama, dirigido por Ava DuVernay, está basado en la lucha de Martin Luther King Jr. en defensa de los derechos civiles de los afroamericanos, centrándose en la marcha desde Selma hasta Montgomery (Alabama) que en 1965 llevó al presidente estadounidense Johnson a aprobar la ley sobre el derecho al voto. El filme recibió la aclamación de los críticos, quienes resaltaron la calidad del guion y la interpretación del actor David Oyelowo en el rol protagónico. Selma obtuvo el Globo de Oro a la mejor canción original por Glory, y fue incluido en el Top 10 del American Film Institute.

EL FRANCOTIRADOR
La autobiografía de Chris Kyle, el texano que batió el récord de muertes como francotirador del ejército norteamericano, y que fue enviado a Irak para proteger a sus compañeros, inspiró a Jason Dean Hall para escribir el guion del filme, realizado por Clint Eastwood. Compite por seis premios Óscar: mejor película, actor, guion adaptado, montaje, edición de sonido y sonido.

EL CÓDIGO ENIGMA
Conmovedora, la película humaniza la figura del matemático británico Alan Turing, que inventó un aparato capaz de descifrar los códigos de la máquina Enigma, de la Alemania nazi, con el objetivo de apoyar a su país en la Segunda Guerra Mundial. El filme, dirigido por Morten Tyldum, se sitúa en el Reino Unido de 1952, cuando la homosexualidad era considerada un delito que debía ser condenado. De El código enigma, que cuenta con las actuaciones de Benedict Cumberbatch y Keira Knightley, los críticos destacan la banda sonora, creada por Alexandre Desplat.

LA TEORÍA DEL TODO
Una historia de amor marca la cinta dirigida por James Marsh, que está inspirada en las memorias escritas por Jane Wilde, exesposa del físico Stephen Hawking. La película gira en torno a la relación que empezó en la década de los 60, cuando él estudiaba en Cambridge y ella se formaba en literatura. La película también recrea el momento en el que Hawking fue diagnosticado con una enfermedad motoneuronal y su deterioro físico con el paso de los años.
Tenés dos días para ponerte ‘a tono’. ¿Cuál verás primero?