Escucha esta nota aquí

La denuncia que interpuso la presidenta del Concejo Municipal capitalino, Angélica Sosa, contra Federico Morón, activista medioambiental, por el supuesto delito de violencia mediática, no avanzó a casi un año de su presentación.   

Dicha denuncia volvió a salir a la palestra pública ayer, luego de que Morón, a través de una transmisión vía Facebook Live, informara de que en Plataforma de la Corte Departamental de Justicia verificó que tiene una denuncia en su contra por cohecho activo junto con otras personas, pero aseguró que hasta ese momento no había recibido ninguna notificación para que haga sus descargos.

“La información que yo tengo que es el cohecho activo procede para cuando un funcionario público comete algún acto de corrupción”, dijo el activista. No obstante, luego aclaró que la denuncia en su contra es por violencia mediática.

El descargo de Sosa

Al respecto, Roberto Capobianco, abogado defensor de Sosa, explicó que la denuncia que se interpuso contra Morón es por violencia mediática porque a través de las redes sociales el activista denigró a la presidenta del Concejo al involucrarla en una denuncia sobre cobros irregulares de puestos de venta que supuestamente hacían unos funcionarios municipales en un mercado.

Según Capobianco, fue la presidenta del Concejo quien denunció por cohecho activo y cohecho pasivo a los empleados públicos tras tomar conocimiento de la denuncia que hizo una vecina.

Al respecto, Sosa dijo a EL DEBER que tras las acusaciones y el video difundido por Morón, el activista debe probarlas en la justicia o de lo contrario retractarse. “Los funcionarios involucrados ya fueron procesados”, expresó.