Escucha esta nota aquí

El accionar de dos efectivo del puesto policial de la Villa Primero de Mayo, que fueron filmados por una vecina exhibiendo desnudo a un menor de edad en el Barrio Militar, ha valido la intervención de la Defensoría del Pueblo y a provocado el rechazo e indignación de los internautas.

El caso no hubiese salido a la luz sin la intervención de una vecina de la zona que –según la Red Uno– al escuchar los gritos de auxilio del adolescente acudió al lugar y se encontró con que dos uniformados lo retenían por la fuerza en plena vía pública y completamente desnudo.

Ante la difusión del video, la Defensoría del Pueblo tomó cartas en el asunto, informó el representante de esta institución Hernán Cabrera. Explicó que ha tomado conocimiento de que el menor tiene 13 años y que había sido aprehendido y llevado a este puesto policial como supuesto integrante de una pandilla.,

#SantaCruz #Video Los gritos del adolescente hicieron que una vecina acuda y se encontró con que dos policías exhibían desnudo al menor http://bit.ly/1Ndwgt6Posted by EL DEBER on jueves, 26 de noviembre de 2015

,

Allí, prosigue Cabrera, “lo golpearon, lo desnudaron y lo metieron en el dormitorio del puesto policial, hasta que sus familiares llegaron”. Además, según la denuncia, los agentes, para liberarlo, exigieron que se pague un monto de dinero.

El hecho ya ha sido denunciado ante el Juzgado de la Niñez y Adolescencia, señaló Cabrera a tiempo de agregar que también ha pedido al comandante de la Policía de Santa Cruz, Sabino Guzmán, sancionar a los responsables y a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, intervenir en el caso.

"Esto constituye una flagrante, abierta y vergonzosa vulneración a los derechos humanos de los adolescentes, que no tiene ninguna justificación ni argumentos", sostuvo el Defensor del Pueblo.

Puedes leer: Policías son filmados con un adolescente desnudo,

Dijo también que ha recibido más denuncias de este tipo de abusos y que al visitar este puesto policial ha constatado que se encuentra en precarias condiciones y que cuando un adolescente es aprehendido, es encerrado junto con los adultos, contraviniendo así el Código Penal del Menor.

El subcomandante de la Policía de la Villa Primero de Mayo, Emilio Rivero, informó el miércoles que los dos agentes envueltos en el escándalo han sido remitidos al Comando Departamental de la Policía para ser investigados.

EL DEBER intentó contactar al comandante departamental de la Policía para conocer el avance del proceso a los uniformados, pero no fue posible.