La comuna cruceña, a través de la Empresa Municipal de Aseo Urbano (Emacruz), está en una pulseada con los vecinos que se oponen a la implementación de ‘ecopuntos’ en sus barrios (centros de basura reciclable), alegando que, de hacerlo, estarían permitiendo la proliferación de basurales.

Jhonny Bowles, gerente de Emacruz, cree que se ha distorsionado la información por lo que buscará un acercamiento con los vecinos para explicarles que los ‘ecopuntos’ no son más que centros de acopios temporales que permiten reutilizar los deshechos.

En los ‘ecopuntos’, que se prevé sean ocho y que estén instalados en los barrios Turere, Guapilo, Santa Ana, Primavera, Villa Ortuño, San Juan, El Triunfo y la urbanización El Paraíso; los vecinos solo podrán depositar su basura tecnológica, plástico, colchones, restos de poda y material de construcción.

“Los vecinos, lamentablemente, creen que serán basureros que traerán malos olores y roedores a sus barrios; queremos descartar que se trate de basura, sino todo lo contrario, son centros de acopios para material reutilizable”, resaltó Bowles. La implementación de "ecopuntos" es parte del contrato de la empresa recolectora de basura Vega Solvi.

Omar Ribera, ejecutivo de las Juntas Vecinales de Santa Cruz, aseguró que la negativa vecinal seguirá hasta que Emacruz les garantice que los puntos ecológicos no se convertirán en botaderos de basura. “En el barrio Jhonny Fernández hay uno, pero es un basural. No hay control de la Alcaldía y ahí hay de todo. El mal olor es insoportable”, dijo.