Este domingo, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, en el programa esta Casa no es Hotel, agradeció entre críticas la campaña iniciada por el padre Mateo porque ha permitido poner en debate el tema de la salud del país. Entre cuestionamientos sobre las declaraciones del sacerdote, la autoridad del Estado reconoció falencias en el sector pese a las inversiones que el Estado ha realzado en los últimos años.

Lo bueno de lo que ha hecho el padre, hay que reconocer cuando las cosas son así, es haber puesto en debate el tema de la salud", dijo. Agregó que "en términos de dinero hemos triplicado la inversión en salud, pero no es suficiente porque arrastramos una deuda centenaria. Hay que trabajar con municipios y gobernaciones porque tenemos muchas necesidades en salud”, explicó García Linera.

Inversión del Estado en salud

El segundo mandatario también dijo que el padre Mateo ha iniciado un debate confuso con la campaña que lleva adelante, pues ha confundido el presupuesto que administra el Estado con el Producto Interno Bruto (PIB) que se produce en el país y las porciones que de ambos totales se dedican anualmente a la salud.

“Del Presupuesto General del Estado (PGE) estamos destinando el 11,5%, esa es la cifra oficial. Pero de la totalidad de las riquezas que genera Bolivia (PIB) es el 6,5%", explicó.

"El padre no hablaba del PIB, ha dicho que pide el 10% del PGE, que es una parte del PIB. El padre pide el 10% del PIB. Padre no se preocupe ya dedicamos el 11,5% del presupuesto”, afirmó.