Escucha esta nota aquí

Carlos Emilio Lampe recibió un caluroso aplauso en su primera visita al césped de la Bombonera como jugador de Boca Juniors. El boliviano, pese a no jugar, disfruta la oportunidad que tiene de disputar las semifinales de la Copa Libertadores en uno de los clubes más grandes del mundo.


Al momento de ingresar a la cancha para hacer el calentamiento previo, fue Agustín Rossi el que se llevó la gran ovación de la gente. Inmediatamente después entró en escena Lampe, quien se fue directo a saludar a la terna arbitral.


Después se puso a la par de su compañero en los trabajos precompetitivos, dándole ánimos al joven argentino para el duelo con Palmeiras. Ya en el partido, ingresó con el resto de sus compañeros en el banco de suplentes, se sentó en primera fila acompañado de Darío Benedetto, apoyando al equipo de Guillermo en el duelo de ida por las ‘semis’ de copa.