Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales aprovechó un acto público para detallar, por departamento, la militancia que tiene el MAS y negó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) esté en crisis, luego de la renuncia de dos de sus vocales y la presión que existe para que hagan respetar los resultados del referendo del 21F, cuyo resultado negó la posibilidad de que el mandatario sea candidato en 2019.

"La prensa dice que el Tribunal Supremo Electoral está en crisis, eso dice la derecha, pero si evaluamos quién está en crisis, la derecha está en crisis, no el Tribunal Supremo Electoral, están en disputas internas, no tienen programa, ellos están en crisis, eso es la responsabilidad de ellos", afirmó el jefe de Estado desde la Casa Grande del Pueblo.

Morales, que firmó una norma a favor de los gremiales, recibió el respaldo de ese sector productivo informal, que entre gritos y discursos aseguró que está "hasta la muerte" con el denominado proceso de cambio.

El jefe de Estado brindó datos por departamento sobre los nuevos militantes que tiene el MAS en todo el país, superando el millón de inscritos, aspecto que calificó como un "récord histórico" e instando a que todos participen en las elecciones primarias de enero de 2019.

"Tener cerca a un millón y medio de militantes legalmente inscritos es un récord histórico. Siento que todo por Bolivia, todo por nuestra querida patria, por las nuevas generaciones y este movimiento político es el más grande en la historia de toda Bolivia", exclamó Morales.

Anticipó que se evalúa seguir con el registro, pese a que quienes se inscriban a partir de ahora no podrán participar de las elecciones primarias de la próxima gestión, aunque sí de los comicios generales.