Escucha esta nota aquí

El excanciller uruguayo Luis Almagro prometió este martes "más derechos para más gente" en su toma de posesión como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), cargo que ocupará los próximos cinco años en relevo del chileno José Miguel Insulza.

"Mi administración hará del lema "Más derechos para más gente" su
motivo de existencia, porque el hemisferio está harto de exclusión,
de derechos políticos, económicos o sociales para algunos pero no
para todos, está cansado de racismo, de persecución, de prejuicios y
antagonismos estériles", afirmó en su discurso ante el Consejo
Permanente del organismo continental, en su sede de Washington.

Almagro agregó que la OEA debe "tender una mano" a los países que viven un momento de crispación, sin citar ninguna nación pero con la crisis política en Venezuela como uno de los primeros desafíos de su mandato. 

"En el terreno de la gobernabilidad democrática, la OEA debe
tender una mano a aquellos países que atraviesan momentos de
crispación
y antagonismos que a veces sobrepasan los niveles de
civilidad a los que la democracia regional debe aspirar", afirmó.

Reintegración de Cuba

El nuevo secretario general de la OEA reservó un segmento especial de su discurso inaugural a Cuba, país que después de medio siglo de ruptura inició un proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Para los países de la región, resta ahora ver como se procesará la reincorporación de Cuba a la OEA, de donde fue expulsada en 1962.

"Trabajaremos para que Cuba pueda integrarse plenamente a la OEA, obviamente tomando en cuenta la necesidad de respetar tiempos y procesos que no están bajo nuestro control", dijo Almagro.