Escucha esta nota aquí

Terminó el Carnaval y no existe, por el momento, un acuerdo entre la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavales (ACCC) y la Alcaldía para reparar los daños que dejó la pintura en las fachadas de los edificios públicos e históricos del casco viejo.

La ACCC indicó que buscarán la forma de reparar los daños pero que no es su responsabilidad hacerlo, mientras, la Alcaldía inició el repintado de algunos colegios.

“No sabemos si vamos a pintar, no sabemos qué vamos a hacer, recién lo vamos a coordinar esta noche. Es injusto que le den el trabajo a la ACCC. Son los maleantes los que pintaron, que busquen a los maleantes y le saquen una multa”, dijo el presidente de la ACCC, Joaquín Banegas.

El representante de la organización dijo que si se tiene una comparsa identificada como responsable por los daños, que se la denuncie para que cubra con los gastos. “Nos hacen asumir una responsabilidad que no es nuestra y todos sabemos que no son los carnavaleros, sino los vándalos que pintan y la Gendarmería no toma cartas en el asunto”, criticó.

Banegas dijo que esta noche se reunirá el directorio de la ACCC con representantes de la empresa Coral, patrocinadora del Carnaval, para ver la posibilidad de que les colaboren con pinturas.

“Esta noche nos estamos reuniendo para ver qué podemos hacer, pero no tenemos ningún plan. Primero nos reuniremos con el directorio y representantes de la empresa Coral y luego veremos qué medida tomar”, indicó.

Mientras tanto, la Alcaldía inició el plan post Carnaval, que consiste en el retiro del plástico y pintado de las fachadas de los edificios públicos dañados.

Se hará el retoque a 47 edificios de las 150 estructuras que se protegieron con plásticos y vallas. Solo dos edificios sufrieron daños considerables”, informó el secretario municipal de Planificación, Boris Salomón.