Escucha esta nota aquí

Waldemar Peralta, secretario de Coordinación Institucional de la Gobernación de Tarija, dijo a EL DEBER que el pago del Programa Solidario Comunal (Prosol) de la gestión 2015 está garantizado. Criticó las movilizaciones y denunció un tinte político detrás de ellas.

La autoridad explicó que las arcas de la Gobernación de Tarija se han visto afectadas por la reducción de su presupuesto (el exgobernador Lino Condorí presupuestó 4.900 millones y se recibió 3.500 millones), esta merma afectó a varios proyectos y programas, resaltó.

El Prosol ascendía a 195 millones de bolivianos, de los cuales 140 han sido transferidos, 55 millones no se han pagado a varias comunidades; entonces, el gobernador (Adrián Oliva) ha pedido una ley nacional para autorizar a la Gobernación las transferencias pendientes a las comunidades”, explicó Peralta.

Oliva no puede realizar las transferencias

Añadió que la Asamblea Departamental de Tarija emitió una ley en donde incluye un artículo que hace referencia al Prosol, pero de manera específica no establece las transferencias pendientes de la gestión 2015 y no permite jurídicamente al gobernador Oliva realizar las transferencias pendientes.

Existe una baja del petróleo que está afectando al presupuesto de Tarija y se está pidiendo una autorización, los recursos del Prosol están garantizados, aguardamos la norma expresa que autorice al gobernador el pago”, concluyó.

¿Qué es el Prosol?

El Prosol es un bono de 6.000 bolivianos que se entrega a las familias campesinas, debido a la baja que han sufrido los presupuestos, en 2015 quedó pendiente el pago de 55 millones de bolivianos. Para la gestión 2016 garantizan el bono, pero de acuerdo con la realidad económica que vive Tarija.