Escucha esta nota aquí

"El primero de mayo Bolivia va a tener un incremento de reservas de gas importante", anunció el ministro de hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez en un programa emitido por la red nacional Bolivia TV.

El ministro señaló que hace dos meses se encontró una nueva reserva de gas en el campo de Margarita en Tarija, departamento que cuenta con un poco más del 70% de reservorios y por encima del 70% de Gas Natural Condensado (GNC) del país.

En la exploración y explotación participarán técnicos de YPFB y Repsol. El pasado mes de febrero ya se anunció el descubrimiento del reservorio de gas natural Santa Rosa, también ubicado en el megacampo Margarita-Huacaya.

Para los trabajos de exploración y explotación, la petrolera Repsol anunció una inversión de $us 293 millones hasta 2018.

El campo Margarita fue descubierto en 1998 en Tarija. Es parte del Área de Contrato Caipipendi, que es explotada por el Consorcio Operador integrado por Repsol E&P Bolivia S.A. (37,5%-Operador), BG Bolivia Corporation, Sucursal Bolivia (37,5%) y PAE E&P Bolivia Ltd. (25%) en el marco del contrato de operación suscrito con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

El ministro Sánchez cuantificó las reservas de gas actuales en el país en 10,45 trillones de pies cúbicos (TCF).

El descubrimiento de nuevos reservorios supone una estimación de crecimiento de reservas hasta 15 TCF para 2020, lo que en palabras del ministro garantizaría la provisión de este recurso para varias décadas más.

"No es como se dice que Tarija no tiene gas, en el plan estratégico 2025 se van a invertir $us 6.000 millones en hidrocarburos en los próximos 10 años, $us 3.500 millones sólo para exploración y explotación", recalcó.

Actualmente en Tarija hay 19 áreas para explotación, 16 de ellas totalmente nuevas en las que se ya se está empezando a trabajar, según el ministro.

"Bolivia produce 62 millones de metros cúbicos de gas al día. De esos, en Tarija se generan alrededor de 43. En 2025 prevemos que solo ese departamento produzca 50 millones", concluyó el ministro de hidrocarburos Luís Alberto Sánchez.