Escucha esta nota aquí

Otro golpe al narcotráfico. Policías federales mexicanos detuvieron a Servando Gómez, alias "La Tuta", considerado el capo más buscado de México y el único líder en libertad del debilitado cártel de Los Caballeros Templarios, que atormentó por años la convulsa región de Michoacán (oeste).

Gómez fue capturado en Morelia, capital de Michoacán (a unos 300 km de Ciudad de México), en un "trabajo de inteligencia de la Policía Federal de varios meses, sin realizar disparo alguno", dijo a la AFP una fuente de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

La detención del exmaestro de primaria, de 49 años, era considerada clave para el Gobierno de Enrique Peña Nieto, que suma esta captura a la de otros importantes capos como Joaquín "El Chapo" Guzmán y en momentos en que atraviesa un fuerte cuestionamiento por la desaparición y presunta masacre en septiembre de 43 estudiantes de magisterio.

Viviendo "a salto de mata" y presuntamente escondido en cuevas y montañas de su natal Arteaga, el mediático Gómez logró burlar por meses a las autoridades mexicanas que le buscaron incansablemente, muchas veces con la ayuda de los autodefensas que se levantaron en armas para combatir a Los Templarios.

Capos del terror
Haciendo de la agreste subregión de Tierra Caliente su feudo, Los Caballeros Templarios sembraron el terror en los últimos años en Michoacán a punta de secuestros y asesinatos, muchas veces amparados por autoridades locales.

Esta situación derivó en el alzamiento a inicios de 2013 de las autodefensas, grupos de vecinos de comunidades rurales que se armaron contra el cártel y que el Gobierno legalizó parcial y temporalmente.

Ante los choques de los milicianos y los narcotraficantes, el Ejecutivo lanzó el año pasado una ofensiva que logró desmantelar a casi toda la cúpula de los Caballeros Templarios, que quedó muy debilitado y con sólo Gómez visiblemente a la cabeza.

Aunque se presentaba como su líder, el cártel estuvo dirigido desde su creación en 2011 por Nazario Moreno "El Chayo", con quien Gómez fundó el grupo criminal.

Desde que asumió el poder en 2012, el Gobierno capturó o abatió a los principales capos mexicanos, entre ellos al líder de los Zetas, Miguel Ángel Treviño, alias "Z-40", y en febrero de 2014 logró su mayor hazaña al detener al entonces líder del cártel de Sinaloa, "El Chapo" Guzmán, considerado el más poderoso del mundo