Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Jorge Pérez, dijo que no se intervendrá en el proceso que la justicia sigue a Herbert Valencia y Elmer Lizarazu, dos cocaleros que fueron remitidos a la cárcel de San Sebastián por agredir al presidente Evo Morales y "retener" al alcalde de Shinahota, Rimer Ágreda. 

"Los han citado a declarar y no se han presentado. Mañana, pasado los van a agarrar también y van a decir que nosotros hemos ordenado que los agarren, cuando lo que corresponde es que vayan, den la cara y aclaren por qué amenazaban de muerte", enfatizó la autoridad en conferencia de prensa en Cochabamba. 

Pérez sostuvo que el proceso judicial que se les sigue a dichos productores de la hoja verde no es por atentar contra el primer mandatario sino por los excesos que protagonizaron contra el burgomaestre del sector. 

"Por qué decían que los iban a matar y los iban a descuartizar y los iban a enterrar a esos dirigentes, incluido al alcalde en ese lugar. Eso corresponde que vengan a aclarar. Nosotros como Gobierno Nacional no intervenimos en el tema, eso corresponde a la justicia", aseveró el ministro. 

Hace una semana, una ampliado en de la Federación Única de las Centrales Unidas del municipio de Shinahota terminó con varias cosas arrojadas al auto del presidente Morales, la retención del alcalde Ágreda y amenazas de bloqueo de caminos por la imposición de candidatos.

Durante esta jornada una marcha de los productores de coca del sector llegó a la ciudad de Cochabamba, exigiendo la inmediata liberación de sus dos afiliados.