Escucha esta nota aquí

La mañana de este jueves, un avión hércules con 10 toneladas de cargamento de ayuda humanitaria que partió desde Santa Cruz, llegó a la localidad de Manta, en la provincia costera de Manabí, una de las más afectadas por el sismo de 7,8 que arrasó Ecuador el pasado sábado.

En este vuelo, también se encontraba un equipo de EL DEBER integrado por la periodista Cecilia Dorado y el fotógrafo Fuad Landivar, ambos viajaron con la misión de reflejar, desde el lugar del desastre, el drama que atraviesan las personas que han sido afectadas por el temblor.

En Manta, la electricidad aún no se restableció en un 100% y las condiciones de vida son complicadas para las cientos de personas que habitan allí. Bolivia envió medicamentos, agua y víveres que serán distribuidos en esta zona. También se cargaron ataúdes ecológicos.

Dentro del itinerario, se prevé llegar hasta Puerto Viejo, localidad cercana a Manta y que también fue devastada por el terremoto. El viceministro de Defensa,Luis Fernando Aramayo, es quien lidera esta comitiva.

De momento, las autoridades ecuatorianas han confirmado el deceso de más de 500 personas y unos 5.000 heridos; inicialmente son 800 los edificios afectados y hay numerosas carreteras dañadas. El sismo también hizo colapsar infraestructuras en zonas turísticas.

Medidas económicas

Pensando ya en la reconstrucción de su país, el presidente Rafael Correa, que calculó los daños en 3.000 millones de dólares, "dos o tres puntos del PIB", anunció que habrá un aumento de dos puntos del IVA (de 12% a 14%) durante un año y aportes salariales obligatorios de un día de sueldo por cada mil dólares mensuales de salario.

"Si se gana mil, se contribuirá un día tan solo un mes. Si se gana dos mil, un día durante dos meses, hasta quienes ganamos más de 5.000, que contribuiremos un día durante cinco meses", indicó el mandatario en mensaje por radio y televisión pública.