Escucha esta nota aquí

El cierre del escrutinio provisional confirmó este lunes la victoria del oficialista Daniel Scioli en las elecciones primarias a la presidencia de Argentina, con ocho puntos de ventaja sobre la coalición liderada por el conservador Mauricio Macri, aunque la cautela domina la lectura de resultados.

Con el 97,84 % de las mesas de votación escrutadas, el recuento otorgó a Scioli un 38,41 % de apoyo frente al 30,07 % obtenido por la coalición opositora Cambiemos, que englobaba la candidatura de Macri (24,24 %), del radical Ernesto Sanz (3,45 %) y de la diputada de Coalición Cívica ARI Elisa Carrió (2,34 %).

En tercer lugar se posicionó la coalición peronista disidente Una Nueva Alternativa (UNA), con un 20,63 % de votos que consolidan a Sergio Massa como tercera vía, con un caudal electoral codiciado por el kirchnerismo y los conservadores.

"Tomamos este triunfo con humildad y gratitud hacia los ocho millones de argentinos que nos dieron su respaldo (...) Vamos a trabajar muy arduo a convocar, convencer persuadir a la mayor cantidad de argentinos posibles", dijo este lunes Scioli en un encuentro con la prensa.

El gobernador saliente de la provincia de Buenos Aires destacó los 14 puntos porcentuales que le separan de la candidatura individual de Macri y abogó por buscar "los mayores puntos de la cultura del encuentro".

"Si hay un espacio que interpreta las necesidades de la gente y que busca darles respuesta es este y después seguramente eso va a tener, adhesión, respaldo, de la política", añadió.

Macri muestra optimismo

Macri también encontró motivos para celebrar sus resultados al afirmar que éste es "el escenario que no querían" en el kirchnerismo, ya que "quedó claramente establecido que aquí va a haber segunda vuelta" en referencia a los comicios generales del 25 de octubre.

Para acceder en primera vuelta a la Jefatura de Estado argentina es necesario obtener el 45 % de los votos en las generales o más del 40 % con una diferencia de 10 puntos sobre el más inmediato rival.

"Si se repite este resultado en octubre sería fantástico" , agregó el líder de Propuesta Republicana (Pro) en unas declaraciones a los medios locales.

Macri también manifestó su confianza en otros espacios para plantear una alternativa al oficialismo y señaló que tiene "coincidencias de fondo" con Sergio Massa.

La "tercera vía"

Por su parte, el candidato presidencial de UNA insistió este lunes en que "hay lugar para una tercera vía que no sea ni la vuelta a los noventa
ni continuar como estamos
".

Sin embargo, Massa confirmó que habló el domingo por la noche con Macri y dejó la puerta abierta a una negociación si los resultados de los comicios presidenciales del próximo 25 de octubre fuerzan una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados.

Los que irán a la contienda

De los quince aspirantes a presidente que participaron en estas primarias, solo seis competirán en los comicios de octubre, bien porque perdieron las internas o porque no lograron obtener al menos el 1,5 % de los votos requerido.

Junto a Scioli, Massa y Macri se mantienen en la carrera presidencial Margarita Stolbizer, de centro-izquierda, el expresidente Adolfo Rodríguez Saá (2001) y Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

Además de las candidaturas presidenciales, en estos comicios se definían listas para diputados, senadores y cientos de cargos municipales y provinciales.

El kirchnerismo se alzó como la fuerza más votada en las primaras de la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado de Argentina, de Catamarca (noroeste), Entre Ríos (este), San Juan (oeste) y Chubut (sur).

Debut de Máximo con derrota

Otro dato destacado de la jornada fue la derrota de la lista del hijo de la presidenta Cristina Fernández, Máximo Kirchner, quien competía por primera vez por la candidatura de diputado nacional en la sureña provincia de Santa Cruz.

Máximo, de 38 años, fue el más votado de su lista pero perdió la elección en la tierra natal del fallecido expresidente Néstor Kirchner