Los jueces de Montero ni lo sospecharon que la ministra de Justicia, Virginia Velasco, los iba a visitar este miércoles en sus puestos de trabajo y … ¡no los iba a encontrar allí! La autoridad de Gobierno halló los siete juzgados vacíos y una gran cantidad de litigantes esperando ser atendidos.

Llegó a las 8:30 a la Casa Judicial del norte cruceño para inspeccionar el trabajo de esta repartición pública y durante el tiempo que permaneció en este lugar, desde las 8:30 hasta las 12:00, los juzgadores no habían llegado a sus oficinas. La ministra dijo que determinará acciones esta tarde, en la reunión que sostendrá con el Consejo de la Magistratura en la ciudad de Santa Cruz.

Quejas de los litigantes

No es la primera vez que la representante del Ministerio de Justicia se hace pasar por litigante, ya lo hizo una anterior vez, el 9 de octubre, en Quillacollo donde recibió mal trato de parte de los funcionarios del Juzgado Cautelar de esta ciudad de Cochabamba.

En esta oportunidad, Velasco recibió varias quejas de personas que habían llegado hasta la Casa Judicial de Montero y se encontraron con retardación de justicia y burocracia.

Por ejemplo, Isabel Avendaño, le dijo a la ministra que su peregrinaje a esta institución comenzó hace un año, tiempo en el que no ha encontrado atención a la denuncia de violencia familiar de la que ha sido víctima.

Denunciar a los malos funcionarios

Velasco aprovechó su visita para pedir a los litigantes que denuncien la burocracia, la retardación de justicia y la corrupción de parte de los funcionarios públicos. Incluso, dio su número de teléfono personal, el 720-37-312.
,

n