Escucha esta nota aquí

Estados Unidos y Cuba iniciaron ayer en Washington la segunda ronda de un histórico diálogo de alto nivel para avanzar hacia el restablecimiento de relaciones diplomáticas, aunque no faltan piedras en el camino: el embargo y la salida de Cuba de la lista de países que apoyan al terrorismo, entre otras.

La delegación estadounidense está encabezada por la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson, y el equipo cubano por Josefina Vidal, jefa del departamento de Estados Unidos en la Cancillería de Cuba.

Las dos delegaciones ya mantuvieron una primera reunión en enero en La Habana, también conducida por Jacobson y Vidal, y ahora buscan avanzar en acuerdos objetivos que permitan la reapertura de las respectivas embajadas. Uno de los temas críticos entre ambos países es la situación de los derechos humanos en la isla