Escucha esta nota aquí

Espaldarazo desde arriba. El presidente de San José, Wilson Martínez decidió dar su respaldo a la continuidad del técnico Néstor Clausen que tendrá otra oportunidad de revertir la situación del equipo en el partido con Flamengo, por Copa Libertadores, martes 5 de marzo en el estadio Jesús Bermúdez.

“A uno le incomoda, lo que invierte y hace, no es culpa aquí ni del entrenador, ni jugadores, ni dirigentes, uno hace lo mejor para el club. Lamentablemente no están saliendo las cosas, y mi modo, hay que salir adelante. Nos hemos dado tiempo hasta el partido con Flamengo”, sostuvo sollozo el titular santo, un día después del empate con The Strongest en Oruro (1-1).

 

Tras el cotejo copero, los santos harán la evaluación del equipo. Sin embargo, la consigna es que se logre un triunfo en el torneo internacional para empezar con pie derecho el grupo D, donde se encuentran Peñarol de Uruguay y Liga Deportiva Universitaria de Quito de Ecuador.

La dirigencia tuvo una reunión de 20 minutos con el entrenador luego de la práctica vespertina con el primer plantel. Los titulares hicieron trabajo de recuperación mientras los que no jugaron el cotejo ante el aurinegro, hicieron fútbol con miras a enfrentar a Sport Boys, el jueves en Warnes.

Los santos no pueden ganar hace cuatro fechas y eso le quitó credibilidad al entrenador argentino con la mayoría de la hinchada orureña que pide su salida. Para Martínez un cambio de timón en la dirección técnica es a destiempo, tomando en cuenta que resta menos de una semana para el debut copero.

 

Equipo B a Warnes

El cuerpo técnico llevará al partido contra Sport Boys, el jueves en Warner, un equipo alterno. Se paró un onceno con Rodrigo Banegas, en el arco; Ariel Juárez, Jorge Toco, Ronald Eguino, Iván Vidaurre, en la defensa; Jorge Añez, Helmut Gutiérrez, Diego Suárez, Edivaldo Rojas, en el mediocampo, mientras arriba Yasmani Duk y Cristian Alessandrini.

El plantel alterno viajará el miércoles por la tarde, mientras los titulares realizaran refuerzo físico con miras al partido contra los ‘rubro-negros’ que marchan segundos en el torneo brasileño.