Escucha esta nota aquí

Tras el pedido de intervención que hizo el defensor del pueblo, Rolando Villena, a la ministra de Salud, después de conocer la crisis que enfrentan los servicios de Neonatología de algunos hospitales públicos, debido al hacinamiento de bebés y la falta de personal, el director de la maternidad Percy Boland, Fernando Saavedra, cree que la solución pasa por la construcción de un nuevo maternológico.

Saavedra reconoció que en las últimas semanas el centro especializado que dirige estuvo sobresaturado, debido a que es un hospital de referencia no solo para pacientes de la ciudad capital, sino también de todo el departamento.

Explicó que la unidad de neonatología cuenta con 52 camas, 11 de las cuales son para terapia intensiva, pero que existe el compromiso de la Gobernación de dotar de otras 10 camas en los próximos días.
No obstante, cree que incluso sumando esas 10 camas nuevas serán insuficientes para atender la gran demanda de los recién nacidos que precisan atención especializada. “Entre todas las camas de terapia intensiva neonatal que hay en el sistema público no suman 20, y si sumamos las del sistema privado, no llegan a 30, para atender una población de 70.000 habitantes”, informó Saavedra, indicando que Santa Cruz precisa construir un nuevo hospital e incentivar a los médicos a realizar la especialidad en terapia neonatal.

Explicó que en este servicio se trabaja con ‘cama caliente’, es decir, que en cuanto sale un bebé inmediatamente la cama es ocupada por otro que ya está esperando un espacio. “No hay disponibilidad de camas, en este hospital se atiende entre 30 y 40 niños por día”, acotó.
Pero no solo la unidad de neonatología de la Percy Boland sufre de hacinamiento, también el hospital Japonés.

Sube demanda de pacientes
De acuerdo con la información brindada por el jefe de la unidad de Neonatología de la maternidad, Erwin Román, los alumbramientos han disminuido; sin embargo, han aumentado los recién nacidos en estado grave. “Antes se atendía 10.000 partos por año y el 10% - es decir, 1.000- de los recién nacidos precisaban atención especializada; ahora se registran 7.000 partos y se atiende más de 1.400 bebés por año”, dijo.
Según Román, el hecho de que estén naciendo más bebés en estado grave de salud se debe a varios factores, entre ellos la falta de control prenatal de parte de las embarazadas, el no funcionamiento de los centros de salud de primer y segundo nivel y a la falta de promoción de la salud.

Desde la Gobernación reconocen el problema, por lo que indicaron que están extremando esfuerzos para mejorar la situación