Escucha esta nota aquí

The Strongest no pudo contra Libertad de Paraguay y le cedió un valioso empate de 1-1, que le complica para el partido de vuelta de la segunda fase de Copa Libertadores. En el estadio Hernando Siles, los aurinegros no pudieron capitalizar el gol de Marvín Bejarano con complicidad de Ángel Cardozo (59’), y se confiaron en el fuera de juego que posibilitó el golazo de Adrián Martínez (81’), en los 3.600 metros de altitud de La Paz.

El portero uruguayo Martín Silva fue una pieza clave en el resultado al ahogar en varias ocasiones la posibilidad de que los locales ampliaran la ventaja que llevaban hasta el minuto 80.

En los primeros minutos ambos equipos orientaron sus acciones a asentarse en cancha y tantear la propuesta del rival.

El primer aviso de los locales llegó al minuto 15 tras con un remate del mediocampista del The Strongest Diego Wayar que encontró bien ubicado al portero Silva.

El equipo paraguayo respondió un minuto después con un remate de fuera del área de Blas Cáceres que el arquero local Daniel Vaca tuvo que rechazar.

En el minuto 24 un buen gesto individual del venezolano Dany Cure estuvo a punto de poner a los locales en ventaja a no ser por la solvente respuesta del portero del Libertad.

El The Strongest intentó en torno a un impetuoso Cure romper la defensa del Libertad con base en centros y remates de media distancia, pero sin éxito.

En el inicio del segundo tiempo un cabezazo del panameño Rolando Blackburn pudo ser el primer gol para el equipo boliviano de no ser que salió apenas desviado.

En el minuto 59, el The Strongest encontró el desnivel gracias a un remate a puerta de Marvin Bejarano que rozó en el defensa del Libertad Ángel Cardozo Lucena y que descolocó al portero Silva.

A partir de ese momento la escuadra paraguaya apostó a adelantar filas, en tanto que los locales bolivianos plantearon un juego retrasado y de contraataque.

El portero Silva se convirtió en figura al negar a Blackburn, y luego a Raúl Castro, la posibilidad de que el The Strongest aumentara la cuenta a su favor.

Sin embargo, el baldado de agua fría llegó en el minuto 81 cuando Adrián Martínez bajó de pecho y con un remate bien colocado anotó el empate ante la quietud de Vaca.