Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales dijo que su Gobierno analiza declarar feriado en todo el país durante la visita del papa Francisco a territorio nacional, que tendrá lugar entre el ocho al diez de julio próximos. Aún no se definió el espacio en el que se celebrará la misa.

"Vamos a estudiar si es feriado, he recibido varias recomendaciones, queremos escuchar también al sector privado, porque cuando se trata de feriado, el privado también protesta. En Santa Cruz ya está aprobado (el feriado), tal vez en toda Bolivia", dijo en Palacio Quemado.

Sostuvo que la coordinación marcha de forma adecuada entre la administración municipal, departamental de Santa Cruz, el Órgano Ejecutivo y la Iglesia Católica de Bolivia. Recordó como se unieron esfuerzos entre instituciones para organizar la cumbre del G77.

"Hay espacios muy pequeños. Yo siento que va a haber mas de dos millones de personas en la misa (...) Hay que acompañar la visita del papa, con delegaciones. Tengo información que en varias unidades educativas ya han delegado para ir a Santa Cruz, también organizaciones indígenas y originarias", explicó la máxima autoridad.

Manifestó que se pidió al Vaticano definir donde se celebrará la misa principal de Francisco en la capital cruceña. "Hay hermanos que van a ir a dormir para reservar espacio, sigo pensando que faltando dos noches van a ir a reservar, va a haber pelea, van a vender puestos", adelantó.

Precisó que los temas de seguridad, servicios básicos y de transporte serán temas que falta afinar de forma conjunta, debido a que llegarán al país muchos ciudadanos extranjeros para ver a Francisco. Instó a mejorar la coordinación del evento.