Tras la muerte en accidente de tránsito del excampeón panamericano de ciclismo, Miguel Pérez Morales (61), vuelve a ponerse sobre el "tapete" una poca "amigabilidad" que tienen las calles cruceñas con aquellos que la transitan montado en una bicicleta.

Los familiares de Pérez, que falleció el miércoles luego de que fuera aplastado por un camión cisterna y un micro, indicaron que todas las noches el hombre realizaba la misma rutina y salia a manejar su bicicleta desde su domicilio hasta la Villa Olímpica.

Para Lenadro Coímbra, presidente de la Asociación Municipal de Ciclismo, falta un plan real de concienciación para los conductores de vehículos tanto públicos como privados, para reducir el número de accidentes que en lo que va del año suman a cuatro siendo el de Miguel Pérez el único que ha termino en fatalidad.

"El proyecto está para trabajar junto a la Alcaldía y la Gobernación. Se debe dar conciencia sobre todo a los choferes de vehículos públicos ya que son estos los que generalmente andan más apresurados. Esta vez la desgracia le tocó a la familia de Miguel (Pérez) pero mañana puede ser cualquier otro", dijo.

Coímbra ponderó la construcción de nuevas ciclovías como así del velódromo que existe en la Villa Olímpica, pero también dijo que no solamente los ciclistas de competencia circulan por las calles cruceñas y que son precisamente las personas particulares, aquellas que transitan hasta sus trabajos o simplemente por mantenerse activos, los que corren un riesgo potencial de ser atropellados al intentar cruzar las calles de una ciudad que "no ha sido diseñada para respetar el derecho al libre tránsito de los ciclistas".

El accidente que cegó la vida del excampeón
?

El hecho se produjo en el cuarto anillo de la avenida San Aurelio, cuando un micro de la línea 120 intentó rebasar a un cisterna por el lado derecho lo que provocó una fuerte colisión.

El ciclista Miguel Pérez Morales, estaba en su carril de protección pero por la maniobra del chofer del micro quedó al medio y aplastado, lo que provocó su muerte instantánea.

Esa colisión también dejó el saldo de cuatro personas heridas, dos mujeres y dos varones, mismos que fueron trasladados a distintos centros de salud. Los restos del infortunado está siendo velados en Monte Olivo, frente al Parque Urbano.