Escucha esta nota aquí

Un ejemplar restaurado del caza nipón "Zero-sen" realizó hoy el primer vuelo sobre Japón desde la II Guerra Mundial de uno de estos icónicos aviones, tras ser hallado en Papúa Nueva Guinea en 1970 y adquirido por un empresario japonés.

El avión, manejado por el expiloto de las fuerzas aéreas estadounidenses Skip Holm, completó este miércoles un breve vuelo desde la base naval de Kanoya, ubicada en Kagoshima (sur de Japón), según informó la asociación nipona Zero Sen, concebida para conservar y restaurar estos cazas.

Se trata de uno de los pocos ejemplares en condiciones de volar que existen en el mundo, según informó en su web esta organización fundada por el empresario nipón Masahiro Ishizuka, propietario del avión.

Ishizuka compró el caza a un ciudadano estadounidense que se hizo con él tras su hallazgo en Papúa Nueva Guinea, donde las tropas niponas se enfrentaron a los aliados durante la II Guerra Mundial, y lo trajo en Japón el pasado septiembre con el fin de restaurarlo y ponerlo a punto para volar.

Los "Zero-sen", como se conocía popularmente al modelo A6M "Zero" desarrollado por Mitsubishi, eran considerados uno de los mejores aviones de combate de la II Guerra Mundial gracias su gran maniobrabilidad y a su largo alcance.

En Japón, el "Zero-sen" es recordado como un ejemplo de la capacidad tecnológica del país, y al mismo tiempo constituye un símbolo de la memoria histórica debido a su uso por parte de los kamikaze, los pilotos suicidas que ejecutaban los "ataques especiales" del Ejército Imperial nipón.