Escucha esta nota aquí

María Belén Mendívil, de Resistencia Femenina, denunció la mañana de este lunes en EL DEBER Radio que los dirigentes del Comité Cívico de Santa Cruz intentaron evitar su participación en la marcha del viernes y que las tildó de ser un grupo afín al Gobierno.

Días antes de la manifestación, se hizo una votación en el Comité para decidir quienes, de las 20 plataformas que participarían, serían los oradores en el acto central.

"Queríamos rostros nuevos para dar los discursos", relata María Belén. Bajo esa premisa, se eligió por votación a ocho personas, entre las cuales había una representante de Resistencia Femenina. 

Sin embargo, denuncian que no les entregaron las credenciales, que cuando llegaron a la Plaza 24 de Septiembre les pusieron valla para tratar de impedir su paso y que les prohibieron filmar. 

"Al final no les quedó otra que dejar pasar a nuestra oradora Alejandra Serrate porque hicimos escándalo", relató María Belén. "Nos hicieron dar cuota para pagar la tarima y luego no nos dejaban subir", acotó.

Mira el momento de la protesta de las jóvenes:

 

 

Por su parte, el vicepresidente del Comité Cívico, Luis Fernando Camacho,  indicó que todas las actividades de rechazo al fallo del Tribunal son organizadas por una comisión organizadora -conformada por grupos activistas y el comité cívico-, que se encargó del tema de presupuesto, la entrega de credenciales y el control de acceso a la tarima. Por lo cual pidió no generalizar ni centrar la crítica en el Comité Cívico.

Lee más: Resistencia Femenina viste a monumentos con pañuelo rojo

Sobre Resistencia Femenina, Camacho destacó su participación en la marcha del viernes y calificó de "elocuente" el discurso de Alejandra Serrate.  "Lo recuerdo perfectamente por la calidad y firmeza del mismo", afirmó.

La plataforma es uno de los movimientos juveniles que surgió luego de que el Tribunal Constitucional Plurinacional habilitara a Evo Morales para una nueva candidatura presidencial, pese a que la Constitución lo prohibe y un referendo popular rechazó esa posibilidad.

"Vamos a continuar con las actividades y llamamos a la población a unirse a nuestra protesta para que se respete la Constitución Política del Estado. Llamamos a los ciudadanos, porque queremos que el pueblo se empodere", dice la joven de 29 años que integra este colectivo de más de 200 mujeres.