Escucha esta nota aquí

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, hizo un llamado a la unidad de ese país ante los momentos de tensión diplomática que se viven, con Perú y Bolivia, por los ejercicios militares en frontera. Solicitó que no se abra un debate sobre la defensa de territorio. 

"Quiero subrayar que la posición de nuestro país es muy clara y tenemos sintonía y acuerdo entre los chilenos respecto a los límites y a nuestros intereses nacionales. No quisiera que instaláramos una suerte de desacuerdo de cómo defender los límites y la integridad territorial", dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Conoce más: Más de 5.000 efectivos en ejercicio militar de Chile

La autoridad, que fue llamada por la presidenta Michelle Bachelet, junto con los titulares de Interior y Defensa, Jorge Burgos y José Antonio Gómez, explicó que en el encuentro analizaron la coyuntura que existe por la situación fronteriza. 

"Sabremos resguardar (los límites) con todos los instrumentos que sean necesarios. De modo que en este contexto, hacemos un llamado a la tranquilidad y a la serena firmeza, como nos ha instruido la presidenta de la República", acotó el ministro. 

Lee también: Bolivia dice que Chile está desesperado y aún aislado

El senador chileno, Alejandro Navarro, instó al Gobierno a suspender el ejercicio militar "Huracán 2015", que inició el pasado domingo, con más de 5.000 efectivos desplegados y que será observado por la propia Bachelet.

Hoy el ministro de Interior chileno, Jorge Burgos, aseveró que esa solicitud "a veces parece estar más cerca de las opiniones del gobierno boliviano", a tiempo de ratificar que "los ejercicios conjuntos de nuestras fuerzas armadas o Huracán se realizan habitualmente hace muchos años".

Puedes ver: Bachelet recibe un ‘mar’ de críticas por ejercicio militar

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, fustigó la práctica bélica chilena y la atribuyó a "un Gobierno desesperado y aislado internacionalmente", a la par de garantizar los argumentos sólidos de la Demanda Marítima ante La Haya.

"Me parece importante subrayar que estamos en una situación que no es de emergencia y que amerita entonces el que actuemos con tranquilidad, con prudencia al mismo tiempo y con la firmeza que ha caracterizado al Gobierno", concluyó el canciller de Chile.