Escucha esta nota aquí

Los abogados de la familia de la fallecida Andrea Aramayo Álvarez presentarán cuatro testigos, mientras que los de su exnovio William Kushner serán otros cuatro para esclarecer la muerte de la joven, ocurrida el miércoles, en un hecho producido fuera de un lugar nocturno.

Ambas partes esperan que el local, la Alcaldía, un banco y un domicilio privado entreguen las grabaciones de sus cámaras de seguridad, lo que se convertirá en una evidencia clave.

Kushner y Aramayo salieron el miércoles por la madrugada del bar Mongo’s después de que supuestamente sostuvieron una riña, y ella presuntamente fue atropellada por el vehículo conducido por él. Kuhsner fue enviado al penal de San Pedro acusado de feminicidio.

Uno de los fiscales asignados al caso, Héber Gonzalo Torrejón, informó de que se prepara un programa de declaraciones, pero se abstuvo de detallar el rol. Tampoco proporcionó la cantidad de testigos ni la de los videos que serán revisados.

El abogado William Sánchez Peña, que defiende a la familia de Andrea, adelantó que presentará cuatro testigos. “Dos de oídas, que estaban con Andrea, sus amigos, que la vieron salir del local y no presenciaron el hecho, pero toda la gente alrededor decía que Kushner la atropelló. Estamos averiguando, hay una dulcera y otra persona, calculo que llamaremos a cuatro testigos”, dijo.

Para el jurista, el informe forense, del que admitió que aún no es oficial, confirma que Andrea fue golpeada por la parte delantera del motorizado y luego el conductor pasó por encima del cuerpo. “Hubo equimosis de hígado, de riñón, de la parte posterior de la espalda, una huella de la llanta en el rostro, múltiples fracturas en las costillas. Con esto confirmamos esa hipótesis”, señaló Sánchez Peña.

Según el certificado de defunción emitido por el forense, “la víctima murió por múltiples fracturas en el rostro, en la cabeza, en las costillas. Un trauma cerebral le quitó la vida, otro cerrado en el abdomen evitó que respire”.

Luis Kushner, el hermano del acusado, señaló que las damas que acompañaban al joven esa noche (Masilia R, y Jazmín R.), son las únicas testigos del hecho.

El abogado de la defensa del recluido en la cárcel de San Pedro, Marco Antonio Guía, manifestó que además, de estos dos testimonios, tiene otros dos claves. “Los guardias de seguridad sostienen que la joven salió corriendo detrás del vehículo”.

Guía sostiene la hipótesis de que “ella cayó cuando se acercaba por detrás al vehículo, y hay que tomar en cuenta que tenía 2,5 de alcoholemia”, a lo que Sánchez Peña respondió que “ambos habían tomado, eso no lo podemos negar.

Él tenía 1,5, que es sancionable”.
Las partes pidieron a la Fiscalía que requiera las grabaciones de las cámaras de seguridad del local nocturno Mongo’s y de la Alcaldía de La Paz, con cuya existencia y requerimiento coincidió el abogado Sánchez Peña, además de una entidad bancaria ubicada media cuadra más abajo y de un domicilio privado