Escucha esta nota aquí

El Fiscal de Distrito de La Paz, Marcelo Rollano, anunció que se iniciarán nuevos procesos penales contra aquellos dirigentes que devolvieron recursos desembolsados por el Fondo Indígena, ya que este dinero generó posibles utilidades que beneficiaron a los que administraban dichos montos.

Según la autoridad judicial, la administración de recursos económicos y su posterior devolución, no es garantía de que no se hayan creado ganancias, pues presuntamente este dinero pudo haberse usado para la generación de ganancias a través de la inversión en otros negocios.

"El hecho de la devolución podría implicar no solamente la aceptación tácita de la probable comisión de un hecho, sino también podría implicar que una persona, desconociendo que ese dinero no haya sido ejecutado y para descargar cualquier tipo de responsabilidades pone a disposición de la institución que está realizando la investigación", manifestó Rollano a los medios de comunicación.

El Fiscal de Distrito indicó que cada caso particular debe ser analizado de acuerdo a las características en que los recursos económicos llegaron a la administración de los dirigentes, el fin que tenía destinado el dinero, y si éste monto fue ejecutado para la obtención de ganancias.

"Hay que analizar cada caso en concreto. No podemos decir que porque hayan devuelto y tenía participación en el hecho, todos los que devuelven tienen la misma participación que este ciudadano. La responsabilidad es personal", aseguró.

Entre las organizaciones indígenas que expresaron su intención de devolver estos recursos están los indígenas de la colonia José María Linares del municipio de Bermejo, Tarija, quienes anunciaron la devolución de 800.000 bolivianos. De la misma manera, la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa informó de la devolución de 5 millones de bolivianos al Tesoro General de la Nación (TGN).