Escucha esta nota aquí

La requisa policial en Palmasola, la cual terminó con seis reos fallecidos y seis policías heridos, generó desesperación en las mujeres de los presos. Tuvieron que ser desalojadas del penal.

A ellas se sumaron otras que llegaron para conocer la situación de sus familiares recluidos y en su afán de tener noticias sobre ellos rompieron la barrera de seguridad de la Policía en inmediaciones de la cárcel.

Este hecho generó la acción inmediata de los efectivos policiales. Para calmar la situación lanzaron gases lacrimógenos. Consiguieron la vuelta a la calma.

En el lugar también se encuentran menores de edad que fueron afectados por los gases. Es tanta la tensión que incluso entre mujeres se agarraron a golpes. Sin embargo, el hecho no pasó a mayores.