Escucha esta nota aquí

El "no" se imponía claramente este domingo con 61,3% de los votos, escrutad el 95% de los votos en el referéndum convocado por el gobierno griego de Alexis Tsipras respecto a la última propuesta de los acreedores del país (BCE, UE y FMI), según el ministerio del Interior.

Poco antes de las 24:00 locales, cinco horas después de cerrarse los circuitos de votación, la casi totalidad de los sufragios ya habían sido escrutados y brindaban el 61,3% al "No" contra el 38,7% al "Sí". La cuestión trataba sobre la aprobación o no de las medidas de reformas de austeridad para que se conceda un nuevo plan de ayuda económica al país. El gobierno del primer ministro de izquierda Alexis Tsipras preconizaba el voto por el "no".

Las proyecciones de todas las cadenas griegas adelantaron más temprano que el "no" se impondría sobre el "sí", por lo que solo faltaba esperar los resultados oficiales. 

Se inician festejos

Miles de partidarios del "no" afluían a la plaza Syntagma, en el centro de Atenas, para festejar la amplia victoria lograda en el referéndum celebrado este domingo en Grecia.

Los manifestantes, unos 5.000, según la policía, iban con banderas griegas y carteles con la palabra OXI (No) y gritaban consignas contra la austeridad.

El "no" obtendrá más del 61% de los votos, declaró en el ministerio del Interior un dirigente de la sociedad Singular Logic, encargada del recuento final de los votos.

"No por una patria libre" y "No por el futuro, por nuestros hijos", decían algunas de las banderolas llevadas por los manifestantes de un partido de extrema-izquierda, EPAM (Frente Unidos Popular).

También había festejos cerca de la Universidad, donde se concentraba un millar de militantes de Syriza.

Lo que se viene

La consulta tuvo lugar tras una semana de corralito, para evitar el derrumbe de los bancos, y con el país en default con el FMI desde el martes pasado. El mismo día expiró el plan europeo de asistencia financiera a Atenas.

El referéndum, el primero en el país en 41 años, estaba siendo seguido con máxima atención por los demás miembros de la Eurozona. Varios dirigentes europeos dijeron que en caso de victoria del "no", Atenas se expone a salir del euro y volver al dracma, su antigua moneda nacional.

La líder de los socialdemócratas griegos, Fofi Yenimatá, pidió hoy al primer ministro, Alexis Tsipras, que "cumpla su compromiso" y logre un acuerdo "sostenible" en las próximas 48 horas.

"Ahora es la hora del primer ministro. Debe cumplir su compromiso de lograr un acuerdo (con los acreedores) en 48 horas", dijo.

Yenimatá, quien fue la primera líder de un partido que apareció ante
los medios, tras conocerse los primeros resultados que dan una
amplia victoria al "no"
en el referéndum de hoy.