Escucha esta nota aquí

Es un estudio poco común. Lo hicieron dos investigadoras del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Pennsylvania y concluyeron que la autoestima de los adolescentes mejora cuando pasan tiempo específicamente con el padre.

Según las investigadoras, es común que al pasar tiempo con el papá haya bromas. “Suelen molestarse y realizar otras interacciones juguetonas", se lee en el estudio, enviado a EL?DEBER por una de las autoras.

"Los padres, en comparación con las madres, se involucran más en las actividades de ocio" y tienen más interacción como amigos con sus hijos, lo cual es "crucial para el desarrollo social de la juventud", dicen.

Mientras más tiempo pasaban solos con sus papás, más alta se tornaba su autoestima, y mientras más tiempo compartían con sus padres dentro de un grupo, desarrollaron mejores habilidades sociales.

Según Susan McHale, sicóloga y profesora de Desarrollo Humano, la investigación demuestra que los jóvenes continúan pasando tiempo con sus padres y este tiempo compartido tiene implicaciones importantes en los ajustes sicológicos en la adolescencia.

Las académicas registraron que el tiempo que los niños pasan con sus padres en ambientes grupales va disminuyendo a medida que avanzan en su preadolescencia y adolescencia. Pero el tiempo cara a cara con ellos aumenta a los 12 años y luego se mantiene relativamente igual, antes de comenzar a descender un poco mientras se acercan a los 15 años, según Ann Crouter, coautora del estudio.

Es posible que el tiempo compartido con el papá se relacione con el desarrollo de la autoestima porque algunos padres pueden estar más “involucrados” con los hijos, que "manifiestan un sentimiento de autovaloración más elevado", dicen.

Los segundos hijos

Otro estudio encontró que los papás se ven más influenciados por las personalidades de sus hijos, en comparación con las madres. A veces, los padres pueden pasar más tiempo con los hijos más sociables. Así que, en algunos casos, el hecho de que los padres pasen más tiempo con los hijos depende de que éstos sean más sociables, no la causa de esa actitud.

Un estudio anterior mostró que los niños que pasaban más tiempo con sus madres eran menos propensos a la depresión, correlación que no estuvo presente con los padres. Vieron que los padres pasaban más tiempo con el segundo hijo; los padres, dice McHale, aprenden de los primogénitos que se salen de la casa y tratan de mantener al segundo más tiempo.
,

Susan McHale

 Susan McHale, Directora del Instituto de Investigaciones Sociales. Universidad de Pennsylvania

,

“El compromiso materno sigue un guión; el de los padres, no”
?

Susan McHale, es directora del Instituto de Investigaciones Sociales en la Universidad de Pennsylvania. También es investigadora y directora del Consorcio de Niños, Jóvenes y Familia y autora, junto a Ann Crouter, de un interesante estudio sobre hijos y tiempo con los padres. Así respondió a EL DEBER.

-¿Qué tipo de factores hacen que un niño aumente su autoestima cuando pasan tiempo a solas con el papá?
El compromiso de los padres varones con sus hijos es más ‘voluntario’ y menos sujeto a un ‘guion’ que el de las madres". Debido a que los padres no siempre están involucrados, especialmente cuando los chicos atraviesan la adolescencia, aquellos cuyos padres hacen un alto para pasar tiempo con ellos pueden sentirse especiales. Cuando los jóvenes se sienten confiados y positivos acerca de sí mismos, los padres son más propensos a pasar tiempo con ellos.

-¿Por qué los padres pasan más tiempo con los niños de su mismo sexo?
Especulamos que los padres se sienten más competentes para comprender las necesidades de un niño del mismo sexo y comparten más intereses con ellos.

-¿De qué manera los adolescentes desarrollan mejores habilidades sociales si pasan tiempo con los padres en público?
Si los padres están presentes, los jóvenes pueden sentirse más seguros al interactuar con otros; con estas experiencias ‘prácticas’ se desarrollan las habilidades sociales