Escucha esta nota aquí

“Los hermanos argentinos que viven en Bolivia van a tener el mismo tratamiento que los hermanos bolivianos que viven en Argentina”, dijo el presidente Evo Morales en un acto público ayer en la tarde y de ese modo confirmó que Bolivia aplicará la reciprocidad en la atención médica para los ciudadanos del vecino país, pero una declaración del canciller de Argentina, Jorge Faurie, puso en claro que el anuncio presidencial no sería suficiente.

“Con eso no alcanza. Vamos a tener que discutir algo más amplio”, dijo el canciller argentino a los medios de comunicación de su país y explicó que la reciprocidad debe pasar por distintas categorías y adelantó que hoy se reunirá con el embajador de Bolivia en Argentina, Santos Tito.
En una conferencia de prensa, el exgobernador de Oruro y actual embajador en Argentina confirmó la reunión y el arribo de la misión boliviana que asumirá este caso; según el diplomático, el Gobierno boliviano pretende solucionar todo el problema en las próximas dos semanas.

Sin mencionar nombres, afirmó que la misión boliviana viajará para definir todos los pormenores del nuevo acuerdo sobre salud que existirá entre ambos países y dijo que, según los registros de la embajada, son 623.000 migrantes bolivianos, entre temporales y permanentes. 

La carta
En horas de la mañana y después de una prolongada reunión de gabinete, el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, leyó un comunicado y no aceptó ninguna pregunta sobre este caso; la autoridad estuvo acompañada de la ministra de Salud, Ariana Campero, quien tampoco quiso hablar de este tema.

“Nos hemos comunicado entre cancillerías de ambos países para reencauzar el tratamiento de este asunto por la vía diplomática y los mecanismos establecidos para tal efecto. En este sentido, se ha conformado una misión especial que a la brevedad posible se trasladará a la República Argentina para dialogar sobre el tema de atención en salud para connacionales de ambos países”, señala el primer párrafo del documento oficial.

Luego señala que se hará una adecuación de las leyes de salud para otorgar atención médica en reciprocidad con el Estado argentino; finalmente descarta que hubiera un conflicto diplomático entre ambos gobiernos.

El presidente Morales dijo que la idea es trabajar de forma conjunta en temas de salud y educación, y anunció que la siguiente semana se realizará la compra de tecnología argentina para la atención en salud nuclear. “Tiene toda la razón el hermano argentino de plantearnos que los argentinos que viven en Bolivia tengan el mismo tratamiento”, graficó Morales.

El embajador argentino en Bolivia, Miguel Normando Álvarez, dijo que realizó gestiones desde hace un año y no obtuvo respuesta de las autoridades.

“Desde que llegué aquí, hace un año y medio, estoy planteando una sola palabra: reciprocidad. Nos era muy difícil hacernos entender, planteamos que aquí vienen muchos jóvenes de vacaciones, ya sea al lago Titicaca, o a Copacabana, y si tienen algún accidente no pueden atenderse; hemos tenido que resolver muchos casos. Por el contrario, tenemos un servicio de salud en Argentina del que estoy orgulloso, y al que recurren muchos ciudadanos bolivianos”, dijo en entrevista con EFE.

Según los documentos oficiales que mostró la prensa argentina, la primera carta de pedido de reciprocidad fue dirigida al Ministerio de Salud de Bolivia el 27 de octubre de 2017, solicitando que los ciudadanos argentinos tengan el mismo tratamiento, en materia de salud, como tienen los bolivianos en el vecino país.

La respuesta, refirieron, llegó el 8 de febrero a través de la Cancillería boliviana, en la que hacen conocer que existen grupos vulnerables en
Bolivia y que reciben atención gratuita y señala que no existe ningún acuerdo con Argentina para la atención de sus ciudadanos; es esa carta que provocó la molestia de las autoridades argentinas. 

Los sistemas

El problema de fondo es que el costo para las atenciones médicas de bolivianos en Argentina es muchísimo mayor a la que generan los argentinos en Bolivia. El presidente del Colegio Médico nacional, Aníbal Cruz, informó de que la institución, en coordinación con su homóloga en el vecino país, logró establecer que por cada 20 pacientes bolivianos que se atienden en Argentina, solamente uno es atendido en territorio nacional.

La diferencia se ahonda porque el seguro universal argentino, denominado Obra Social, cubre el 100% de los tratamientos médicos, como ocurrió en el caso del periodista boliviano David Maygua, que fue beneficiado con una intervención quirúrgica para su hijo y un tratamiento completo para su esposa, ambos aquejados por tumores.

Cruz admite que Bolivia tiene un sistema híbrido de salud. El 33% de los bolivianos es atendido por la seguridad social, todo el resto de la población no tiene sistema de seguro, por lo que debe acudir al sistema público, que tiene cuatro coberturas: el seguro materno infantil, que cubre a niños menores de cinco años; a las madres gestantes; y finalmente el de los adultos mayores, el resto debe pagar por el servicio.

Harán nueva agenda para reunión bilateral Macri-Evo

El embajador de Bolivia en Argentina, Santos Tito, lamentó que las reuniones entre los presidentes Mauricio Macri y Evo Morales se hayan suspendido pese a los esfuerzos que se realizaron en este tiempo y dijo que se prevé que en esta gestión se concrete de una vez un encuentro entre ambos mandatarios.

En ese marco indicó que este conflicto de la atención en centros de salud podría quedar superado entre ambos países con una reunión de ambos mandatarios, “este año seguro que se confirmará el día y la hora de la reunión, que es importante, con temas relacionados a esta agenda bilateral”, afirmó.

Recordó que en noviembre del pasado año estaba prevista la reunión de ambos mandatarios y que tuvo que ser suspendida por la agenda del presidente Macri. En enero, Morales anunció que la reunión con su homólogo sería en febrero, y ya llegó marzo.