Las autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes) investigan un caso de muerte posiblemente como consecuencia del chikunguña, el mal causado por el mismo mosquito que transmite el dengue.

La víctima es una menor, de 11 años, que murió en Guarayos con síntomas de la enfermedad. De acuerdo con el responsable del programa Dengue y Chikunguña del Sedes, Miguel García, los informes preliminares dan cuenta de que la niña llegó al hospital de Guarayos en estado grave y falleció en el nosocomio.

“Lamentablemente no hay estudios de laboratorio que puedan confirmar o descartar si tenía este mal, por lo que el comité científico del Sedes recurrirá a la historia clínica para investigar el caso”, dijo García.
Se conoció que los familiares se opusieron a que se le haga una autopsia al cuerpo de la menor.

Suman más de 1.000 casos
De acuerdo con los registros del Sedes en lo que va del año se han registrado 1.300 casos positivos de chikunguña. Hasta el momento no se ha registrado ni una muerte por este mal.

El responsable de dicho programa pidió a la gente no descuidar las medidas de prevención, como la eliminación de los criaderos de mosquitos de los domicilios

La Gobernación y los municipios impulsan campañas de destrucción de criaderos y de fumigación en los lugares, donde hay brotes