Escucha esta nota aquí

Mostrando la hoja de coca en sus manos y destacando sus beneficios, el presidente Evo Morales ponderó la política asumida por su Gobierno sobre la lucha contra el narcotráfico y descalificó el proceso liderado por EEUU en este tema.

Morales, que este jueves participó del foro sobre narcotráfico que organiza la ONU, destacó que a lo largo de los años, el país del norte ha venido utilizado la lucha antidroga como un medio para intervenir en diferentes países.

Valoró además, el modelo boliviano de lucha contra las sustancias ilegales, que sin presencia de fuerzas militares ni inteligencia norteamericana, se ha logrado reducir en un 34% el cultivo de coca lo que "significa 20.400 hectáreas" en todo el país.

Propuso a la asamblea compuesta por mandatarios y representantes de diferentes países del mundo, "nacionalizar la lucha contra el narcotráfico" y que se asuman "acciones concretas para liberarnos del problema de las drogas con pretexto de dominación".