Cuba entregó a Estados Unidos a un fugitivo estadounidense que llegó a la isla en bote, el primero que las autoridades cubanas devuelven desde que comenzó el deshielo entre ambos países hace casi un año, confirmaron autoridades este martes.

Shawn Wegmann, de 38 años, iba a ser presentado este martes ante un tribunal en Miami, Florida (sureste de EEUU), adonde regresó el lunes escoltado por agentes estadounidenses desde La Habana, indicaron fuentes judiciales.

Wegmann desapareció el 23 de octubre estando en libertad bajo fianza por cargos de porte de armas ilegal y posesión de un arma robada, y llegó a Cuba en un bote, donde fue detenido por las autoridades, indicó en un comunicado el cuerpo estadounidense de Alguaciles (US Marshalls).

Para huir, robó un bote en los cayos de Florida con el que llegó hasta La Habana, haciendo el recorrido de 150 km de mar que los separa.

"Wegmann es el primer fugitivo que ha sido regresado a Estados Unidos por el gobierno cubano luego de escapar a Cuba, desde que las relaciones diplomáticas fueron restablecidas", indicó Amos Rojas del cuerpo de alguaciles. El sospechoso será enviado en días venideros a Iowa (centro), para enfrentar un juicio por los cargos en su contra.

El acercamiento entre ambos países

Estados Unidos y Cuba anunciaron en diciembre de 2014 un histórico acercamiento, tras medio siglo de enemistad. El 20 de julio restablecieron relaciones diplomáticas, rotas en 1961.

Dentro del proceso, ambos países han sostenido varias reuniones para acercar posiciones en una amplia variedad de temas, entre ellos la resolución de los casos de varios fugitivos en la isla y que la justicia estadounidense reclama.