Escucha esta nota aquí

Rolando Romero, uno de los cuatro ex alcaldes que pasaron en la anterior gestión por el sillón municipal de La Guardia, ha pasado una noche en celdas de la comisaría policial de ese municipio luego de que el Ministerio Público determinara su aprehensión para presentarlo, la tarde de este miércoles, ante un juez cautelar.

Romero, que llegó a la Alcaldía por el Movimiento Al Socialismo (MAS), es indagado por un accidente de tránsito registrado en agosto de 2012 en la comunidad Peji, a 20 kilómetros del centro de La Guardia. Si bien, en la colisión él – que en ese momento fungía como alcalde– no iba en la vagoneta Toyota Prado con placa 2050-BPI, color beige, de uso del Gobierno Municipal de La Guardia; sí lo hacían funcionarios de la Alcaldía.

El entonces burgomaestre reconoció que los empleados públicos contaban con su autorización para realizar ese viaje. El hecho se convirtió en un culebrón noticioso porque los involucrados en el incidente intentaron esconder el vehículo en un domicilio particular y luego reveló que el vuelque se dio cuando retornaban de una ambrosía.

El fiscal Pablo Guzmán es el encargado de esta investigación y quien determinó la aprehensión del exedil. Esta tarde un juez cautelar de ese municipio guardieño determinará su situación jurídica.

En el proceso también son investigados el exconcejal Mario Subirana y el también exalcalde masista Jaime Cabrera.