Escucha esta nota aquí

Unos 15 camiones cisterna de gas están varados cerca de  la planta separadora de líquidos Carlos Villegas en Yacuiba, luego de que pobladores de las comunidades aledañas bloquearan el ingreso a esas instalaciones. 

La medida fue asumida ayer al mediodía y se anuncia que es de carácter indefinido hasta que las autoridades del área hidrocarburos, el presidente de YPFB, Óscar Barriga o el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, se presenten en la zona para negociar. “Exigimos resarcimiento económico por el daño ambiental que causa la planta; canalización de las aguas pluviales que inundan nuestras comunidades; la contratación de mano de obra local; la contratación de servicios de microempresas de nuestras comunidades”, explicó David Gonzáles, presidente del comité de huelga.

Son ocho las comunidades afectadas: Limitas, Campo Grande, La Grampa, San Isidro, Lapachal Alto, Santa Martha, San Isidro y 15 de Agosto. Ayer emitieron un voto resolutivo en el que expresan el pedido de reunión con autoridades.

YPFB pide prórroga
Julio Díaz, funcionario de la estatal YPFB, afirmó que desde la entidad enviaron una carta pidiendo nueva fecha para sostener la reunión entre los altos funcionarios de la compañía, pero los pobladores se niegan a aceptarla porque rechazan la prórroga para la cita.

Tags