Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales salió en defensa de su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, que atraviesa en su país una crisis política tras soportar protestas de sectores de oposición.

“No vamos a permitir golpes de Estado en Brasil ni en América Latina, vamos a defender las democracias (...) Por la prensa escuché por ahí que hubiera golpe de Estado a la compañera Dilma (Rousseff), a Lula, al Partido de los Trabajadores (PT). Hermanos comandantes, oficiales de las Fuerzas Armadas de Brasil, díganle en mi nombre a su comandante, no vamos a permitir un golpe de Estado en Brasil”, resaltó Morales ayer en un acto militar en el municipio de Tarata, Cochabamba.

En Brasil, grupos de oposición se manifestaron el domingo en nueve estados de ese país contra el Gobierno de Rousseff. Los opositores denuncian que en la gestión de la mandataria sobresale la corrupción y la crisis económica.

En ese dilema, la oposición brasileña en Legislativo se inclina por un juicio político contra Rousseff.

La mandataria brasileña soporta la corrupción en Petrobras, la estatal petrolera en el vecino país.